¿COLAPSARME O FLUIR?

Una decisión que tomar en verano: ¿Colapsarme o Fluir?

Llevo días que la agenda dibuja trazos que dicen así…

“Lo dejamos para septiembre”

“Retomamos en septiembre”

“Nos buscamos después del verano para seguir”

“En septiembre planificamos, decidimos, conversamos…”

En resumen… “Todo para Septiembre” es la frase elegida en estos días

Y entonces es cuando miro a la planificación y saltan chispas, mi cuerpo se colapsa. Me vienen varias sensaciones y pensamientos ¿Cómo habitar este cuerpo para la transición veraniega? ¿Cuál es la energía que necesitaré para dar el salto de Julio a Septiembre? ¿Qué emociones deseo me acompañen este mes y el siguiente?

Decido continuar respirando y creando movimientos posibilitadores. Sin darme cuenta me encuentro saltando, generando un impulso sin esfuerzo, sin altura, solamente con la intención de soltar, quizás el impacto que mi cuerpo genera en la tierra cree una  vibración que llegue hasta la raíz y eso me regale estabilidad para tomar decisiones y clarificar el camino a seguir.

Me doy cuenta que cuando salto, suelto peso, preocupación, enganches, dependencias, aunque soy muy consciente del proceso de ese salto.

¿Cómo recibo el peso de mi cuerpo al impactar sobre la tierra? ¿Qué apoyo primero? ¿Cómo impacta en mis articulaciones? ¿Cuanto esfuerzo estoy poniendo al saltar?

MOVIMIENTOS QUE ME PERMITEN EXPLORAR

Soltar, saltar, generar vibración y desenganchar … me ayudará antes de continuar .

Te invito a poner atención en tu viaje de Julio a Septiembre.

Observa ¿Cómo te mueves? ¿Primero saltas y luego corres? ¿Te desplazas hacia delante sin mirar atrás? ¿Sueltas todo lo que tienes entre manos de golpe?¿ El compromiso que adquiriste en su momento se queda en parada?, o ¿sueltas poco a poco cerrando temas y dejando bandejas de pendientes a retomar?quizás decidiste saltar con todo a cuesta, la mochila del mes llenita de opciones…

Cualquiera de estas elecciones son válidas siempre y cuando tú lo decidas y seas consciente de lo que llevas contigo y de lo que “dejas” para otro momento. Hay proyectos, relaciones, decisiones …que no se pueden retomar tal y como la sueltas. Entender eso es clave para fluir.  Sólo si lo tengo claro y soy capaz de distinguirlo podré regresar a ello, no desde donde lo dejé sino desde un nuevo punto de partida. El fluir me llevará de un momento a otro momento y mi regreso será en paz, progresivo, cuidadoso.

Conectada por el hilo de la posibilidad voy a inspirarme para tejer un verano creativo, posibilitador, constructivo, regenerativo, imparable…

Dejaré para septiembre solo lo que no pueda generar hoy, cerrar, abrir. Lo que realmente no dependa de mí. Lo que no deje a otro esperando.

Tanto si me voy o no de vacaciones este salto “ de julio a septiembre” me afecta directa o indirectamente. Me hago cargo de ello en movimiento soltando, tomando, procesando, aceptando, y explorando el fluir.

Así que, después de esto decido invocar a la fluidez para experimentar un verano ligero que me permita vivenciar lo orgánico de la vida.

Descubro  puertas ya cerradas, ritmos más lentos, quietud sostenida, inmersión en las relaciones…y respiro, danzo y disfruto este nuevo ritmo.

 7 IDEAS PARA FLUIR Y NO MORIR EN EL INTENTO

Finalizo esta reflexión apuntándome algunas ideas para “fluir y no morir en el intento”:

  1. Continuaré vivenciando el movimiento sutil sin grandes esfuerzos, pero con tonos de continuidad, evitando parar de golpe.
  2. Exploraré la quietud en todas sus dimensiones, observando como influye en mí una parada consciente
  3. Reconoceré mi foco vital y danzaré la experiencia de perderme y reencontrarme, sin dirección pero con intención.
  4. Inhalaré llenándome de inspiración, generando nuevas sensaciones y exhalaré soltando todo aquello que se repite, que me colapsa.
  5. Emprenderé un nuevo desafío con el fin de desarrollarlo en la siguiente temporada.
  6. Exploraré el movimiento que nace de mi alma y lo desarrollaré día a día, paso a paso, hasta conectarlo con mi movimiento esencial.
  7. Nutriré mi creatividad en los momentos de máxima libertad.

      ¿Listos para sumergirnos en Agosto y emerger en Septiembre?

Que tengas un verano lleno de aprendizajes para la vida.

Te espero en Septiembre con una sonrisa que inspire movimientos.

MARIA JESUS ZEA

Exploradora del movimiento.

Coach PCC. Facilitadora de procesos transformacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 39 = 40

Scroll al inicio