CONFIANZA se escribe con C de Consciencia

chapuzón-de-confianza-consciencia-movimiento-esencial

CONFIANZA se escribe con C:  Conexión, Conocer-nos, Co-creación, Cooperación,Con-tacto.

¿Te apuntas a explorarla de Dentro a Fuera?

Cuando dinamizo movimientos grupales me sumerjo en el objetivo que se quiere conseguir tomando la palabra como punto de partida. Sus letras y su significado me inspiran para este chapuzón de aprendizaje.

Confianza comienza por la letra C. ¿Cuáles son lo valores que la complementan?.El desafío al que me enfrento es el de despertar la Curiosidad para explorar todas las posibilidades integradas que conforman esta familia.

Hace unas semanas facilité dentro de una organización un espacio donde este término se puso en juego. Durante el diagnóstico se habló de des-confianza, de compartir, de provocar un antes y un después, de motivar, de crear cercanía, de habilitar un nuevo movimiento sistémico. Por lo que nuestro equipo se enfocó en desmenuzar el concepto CONFIAR para contagiar el deseo de implicarse y buscar el camino para conseguirlo.

La tendencia es abordar lo que falta para trabajar con lo que se necesita, esto normalmente nos lleva a una gran perdida de energía y a enredarnos buscando porqués. ¿Por qué hemos llegado a este punto?. Es entonces cuando todo se torna de justificaciones. Nuestro mayor desafío en estos casos, es dejar a un lado esa des-confianza que parece se instaló en el sistema, para provocar el deseo de jugar aprendiendo de la experiencia lúdica con todo lo que ello conlleva. Danzar con las resistencias, saltar los obstáculos, escuchar lo que no se dice, salir de la zona de confort, sostener las incomodidades etc…

La metodología expresiva que desarrollamos en nuestras dinámicas nos permite facilitar el proceso de entrada y salida de la experiencia.

En este caso concreto, hablamos de un grupo muy numeroso que se reúne fuera de su ciudad en una convención anual donde presentan las novedades y otros temas de funcionamiento organizacional. Con estas premisas el juego y el movimiento son recursos metodológicos que facilitan y permiten el aprendizaje a través de la experiencia.

El primer contacto comenzó con:

La C de CELEBRAR la oportunidad de encontrarse, de conocerse, de compartir ese momento, es mas que suficiente para generar a través de la gratitud y el reconocimiento movimientos de celebración  que nos lleven al siguiente lugar.

-La creación de Contexto es útil para entender cual será nuestro viaje experiencial. Previamente hemos trabajado en él, buscando un hilo conductor que nos lleve a diseñar ese programa a medida del cliente.

Invitamos a disfrutar y aprender del “Juego de la confianza”, donde debíamos afrontar el siguiente reto: “Confiar  que juntos vamos a conseguir crear algo que nos lleve al éxito colectivo”

¿Qué necesitamos para aceptar el reto? Unidad – Motivación – Darnos permiso para jugar – Respeto.

El movimiento Colectivo que se generó en la sala, fue mas que suficiente para corroborar que el reto fue aceptado. Y a partir de ahí fuimos diseñando el recorrido.En el escenario y a vista de todos un panel redondo, como tablero de juego, que señalaba los lugares que íbamos explorando para sumar y llegar al objetivo final.Tan sólo un vistazo para recordar los valores que emergen y las acciones que nos inspiran para generarla, nos devolverán una y otra vez al recuerdo del desafío planteado.

Es el momento de parar y clarificar como seguir con Las reglas de Juego:

Requisito fundamental para avanzar y convivir en un mismo espacio y tiempo. Definimos ¿Cómo queremos avanzar juntos?. El silencio y la escucha, el punto de encuentro, la eficacia del movimiento, la atención al momento presente, el cuidarnos y cuidar … fueron algunas de esas reglas que practicamos para comprender que estaban claras y eran posible recordarlas. Fueron conversadas, no impuestas lo que activa el valor del Respeto y de la Responsabilidad.

Avanzamos con la C de Conocer-nos.¡Comienza el movimiento auténtico!

El baile cambia el gesto, suelta la gravedad de los pensamientos, empuja limites, es ese el poder que tiene la danza colectiva. Nunca dejará de asombrarme como todo cambia, la energía, la emoción, los cuerpos se mueven sin tiempo para juzgar ni pensar, y durante esos minutos la confianza va abriendo camino. Te miro, me miras, te encuentro, me encuentras, compartimos la risa, la palabra y soltamos la gravedad del con-tacto, de la cercanía. Vamos poco a poco disminuyendo distancias casi sin darnos cuenta y el juicio del ridículo deja de estar tan presente, aunque no desaparezca pierde fuerza en ese instante.

Danzamos para conocernos ¿Quién soy yo? ¿Para que estoy aquí? ¿Qué espero conseguir?, tres preguntas que nos presentan, nos ubican, nos permiten declarar nuestras expectativas para conocer de donde vengo y a donde quiero ir.

rules-games-movement

En este punto ya podemos observar quien está mas o menos disponible para seguir jugando, listos para abordar la C de Conexión. Conectamos con el cuerpo que habito, se despiertan los sentidos y se abren los espacios “entre” tu y yo, a través de la respiración, de la mirada, del movimiento, del con-tacto. Conectarnos es darnos permiso para explorar la relación entre iguales, jugar con las posibilidades y respetar los límites del otro a través de la escucha profunda.

Cuando nos permitimos dar la mano, comenzamos a soltar capas que generan rigidez en los movimientos cotidianos de la vida, es necesario empezar respetando cada una de esas capas, por eso el movimiento de contacto en el proceso de conexión es tan progresivo, el juego del dar y recibir va abriendo camino.

Un salto hacia la C de Consciencia nos lleva a aterrizar en un campo de posibilidad donde la Confianza va tomando forma. Conozco que haces aquí, quien eres, cuales son tus expectativas, conozco tu sonrisa, tu mirada, te veo, me veo, la conexión va hilvanando momentos puntada a puntada. La atención que pongo a cada movimiento, la intención de explorar aprendizajes, despiertan la conciencia individual y colectiva.

Cuando soy consciente me doy cuenta de mis comodidades e incomodidades, de mis facilidades o dificultades, y ese estado es el que nos permite construir relaciones de confianza, de dentro a fuera, de mi para ti.

Dinámicas que te invitan a respirarte, a sentirte, a percibir al otro cerca, lejos, en contacto, van permitiendo que la confianza no se convierta en algo que se consigue o no, sino en algo que se construye ofreciendo y recibiendo, aportando y generando, cuidando y amando.

Aterrizamos en la C de CoCrear y Cooperar, uniéndonos en grupos más pequeños cocreando un nuevo espacio,mas cercano, encontramos nuestra identidad como grupo y diseñamos el movimiento que nos regala la cooperación.

El disfrute se siente vibrando, la energía grupal activa, los miedos descansan al borde del circulo, conseguimos crear juntos y cooperar, paso imprescindible para confiar. Durante todas estas dinámicas el contenido está presente, todo tiene un para qué aunque a veces no sea literal ni se perciba, debajo de cada C el diseño de la confianza va haciendo su función.

Y cuando sentimos que el grupo está listo para recorrer las tres dimensiones del camino de la confianza, el ultimo tercio del circulo de juego, hacemos una parada para distinguir las Emociones, las declaraciones  y la alianza que necesito para abordar el miedo, la frustración… y todo aquello que me impide conseguir mi meta.

La C de CONFIANZA comienza por uno mismo, cerrar los ojos y respirar para mirarme, sentirme, escucharme, silenciar los juicios que me impiden avanzar, regalándome un tiempo para mi tomando conciencia plena de mi existir, de cómo respiro, cual es mi actitud… observarme como un testigo externo compasivo y amoroso.

Este chapuzón nos devuelve a nosotros mismos y nos va preparando para sumergirnos hacia la confianza relacional.En este punto es importante respetar las capas del aprendiz, esas capas que llevamos incorporadas a veces consciente o inconscientemente. Una dinámica donde la progresión es la clave, cuerpo sutil, piel, músculo, hueso. Nuestra intención es ablandar cada capa para acceder al movimiento de CONFIAR en todas sus dimensiones.

Invitamos a “Entregarnos a la experiencia”, el acto de entrega es fundamental en este proceso, sin entrega nunca existirá la relación de confianza.

Despertar el cuerpo energético y sutil es abrir la primera puerta que nos acerca a la posibilidad de relacionarnos y conocernos. Activamos el “como” percibimos e imaginamos sin contacto al otro, como interpretamos su presencia, que nos aporta, que nos ocurre, el compañero se moviliza alrededor nuestra con la intención de masajear el espacio vital. Esta primer movimiento es clave para observar la rigidez y flexibilidad, la comodidad e incomodidad y poder respetarla en movimientos posteriores.

La segunda capa activa la «piel», es la que te comunica con el mundo, pone el limite en la relación y te marca las distancias. Atravesar la piel con cuidado es llegar a aquello que aun no se dijo, la piel es el espacio de las conversaciones ausentes, es el lugar que te permite hablarlo todo sin decir nada.La tercera capa nos permite masajear el «músculo» que contiene tu fuerza, define tu cuerpo, el músculo acoge aquello que traes, una brecha, una incomodidad y le da forma, tensión, tono, dirección para conseguir lo que necesitas. En esta capa puedes observar las tensiones, los colapsos, y sobre todo quien está listo y quien no para ir a un nivel más profundo de confiar. La capa del “hueso”es la que sostiene la verticalidad, protege los órganos mas débiles, te permite apoyarte y sentir el apoyo del otro, es la más profunda la que requiere de toda tu atención, paciencia, cuidado y te responsabiliza de lo que eliges.

Aunque todas estas capas te entrenan para conseguir una relación sana y profunda de confianza total, en este caso, en la experiencia que aquí os comparto, solo jugamos con ellas para provocar movimientos que permitan el entrenamiento y aprendizaje posterior. También fue un espacio para aterrizar después de varias jornadas de trabajo donde el grupo se sentía cansado y sin energía. Ofrecer este regalo para regenerar la energía fue clave para seguir vital y presente.

«Un masaje lúdico es una buena herramienta para entrenar la entrega, el respeto y la responsabilidad que abren las puertas del confiar en los equipos de trabajo».

Y el ultimo camino que tomamos fue el de Confiar en el mundo,en la organización, en el sistema al completo. Este acto es de valientes y es lo que provoca al eliminar el sentido de la vista. Caminamos uno detrás de otro apoyándonos en el hombro del compañero, prestando atención al caminar, sintiendo el apoyo que das y que recibes, creando un espacio seguro para sostener el silencio fluyendo, avanzando hacia un lugar común. Caminar en gran grupo y en pequeños grupos invitando al primero de la fila a liderar, creando movimientos sistémicos en el resto del equipo. ¿Cómo te mueves cuando lideras a tu grupo siendo el único que ve el camino? ¿Cuál es el movimiento más efectivo? ¿Qué estoy atendiendo y que estoy olvidando? ¿Cuál es el ritmo que adquiero frente a mi equipo liderando? ¿Como me siguen?. Si ocupo el ultimo lugar o un lugar intermedio ¿Dónde necesito prestar atención? ¿Como me siento en este lugar?…  Y toda esta práctica te da mucha información para continuar el movimiento grupal de Confianza plena.

Después de bucear en el acto de CONFIAR cerramos con una declaración que nos enseña a generar el compromiso.

Todos somos responsables de la relación de confianza, hacernos cargo de ello pasa por comprometernos de dentro a fuera. ¿A que quiero comprometerme? ¿Cuál es el compromiso que pongo al servicio de esta relación de confianza que quiero desarrollar?

La progresión y el proceso abren espacios de oportunidad en las organizaciones, provocamos movimientos que necesitan ser sostenidos y explorados más allá de un evento puntual. Cuando despiertas el sentido de lo lúdico y te sumerges en el valor de la Confianza la C de conocer, contactar, conectar, cocrear, cooperar … conscientemente se expande y engrandece generando relaciones saludables.


 

 

MARIA JESUS ZEA 

Coach PCC-ICF Especialidad en el ámbito Corporal – Emocional. Facilito y acompaño procesos transformacionales individuales y de equipos.  Exploradora del movimiento, del proceso relacional, de la participación-acción, lo que me inspira a re-crear la vida y conectar con la pasión, ilusión, motivación que habita dentro de cada persona y de cada organización. Socia directora de ReCrea SCA y fundadora de LSHuma

http://www.rossmariemelaniev6.sg-host.com

Agradecida por danzar este proyecto  junto  a vosotros. Georgina Mena y Nando García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 83 = 84

Scroll al inicio